El pensamiento mágico invade nuestra cultura

Hace unos días vimos en la TV como una periodista se enfadaba con un doctor en  bioquímica, y prestigioso profesional porque le decía que sus creencias sobre la comida no eran científicas. En muchas ocasiones hemos hablado del peligro que tiene esa forma de pensamiento que nos hace creer en amuletos y libros mágicos y que los psicólogos llaman “pensamiento mágico”.mulet-mila-chester

 El pensamiento mágico se basa en creencias que no siguen un patrón lógico. Tiene como característica principal que uno mismo cree que puede dominar la realidad con su mente… el pensamiento mágico en los niños es sano, evolutivo y fomenta la creatividad. Todos hemos pasado por una fase de pensamiento mágico que es imprescindible para comprender la realidad. Los psicólogos evolutivos sitúan la fase del pensamiento mágico entre los 2 y los 8 años. En esta edad los niños saben que la magia produce acontecimientos. Es la edad también del egocentrismo; las cosas giran en torno a ellos. Es una etapa imprescindible de nuestro crecimiento.

Otra utilidad de la magia es que resulta ansiolítica para los niños, reduce su ansiedad. Les aporta certezas y como hemos dicho en muchas ocasiones los niños necesitan certezas, saber cómo son las cosas, y hay muchas cosas que solo se pueden entender a través de la magia.Muy distinto es que un adulto o un grupo de ellos crean que su fantasía es real. Eso solo se puede deber a una enfermedad mental en el caso individual o a un aleccionamiento sectario en el caso de los grupos.

El pensamiento mágico es, de hecho, una de las características de muchos problemas adultos:

-El jugador ve relaciones entre los números y ejerce rituales en la creencia de que se cumplirán.

-La persona que sufre un trastorno obsesivo compulsivo también sufre por atribuir posibilidades mágicas a sus rituales mentales

-Incluso en los manuales diagnósticos se describe la muerte por budú o el mal de ojo como síndromes cuya base esta en el pensamiento mágico y en la superstición y cuya consecuencia es la ansiedad generada por el propio sujeto.

El pensamiento mágico en los adultos no es muy saludable cuando interfiere en nuestra vida cotidiana, aunque si es saludable un poquito de magia porque la falta total de magia suele indicar una dificultad para sentir placer

Hay grupos de personas, grupos enormes que creen en un líder o en un autor de éxito de una forma sectaria y que están convencidos de que su fantasía es real….. porque el aleccionamiento consigue que la población deje de tener una mirada crítica.

En otras ocasiones, hablando de educación hemos hablado de la importancia de enseñar a nuestros hijos a pensar por sí mismos, a tener un” pensamiento crítico”. Pero obviamos que antes de tener un pensamiento crítico debes saber pensar y la gente que cree en “encimas prodigiosas” o en que pensando con intensidad en algo eso se acerca carecen de esa primera capacidad de pensar adecuadamente. Por eso la educación es tan importante porque es la palanca más potente de modificación de la sociedad y esa palanca se puede usar para ayudar a ser libres o para conseguir que la población  siga creyendo en brillantes y coloristas ideas pseudocientíficas.

Debemos dejar de permitir que los niños reciban consignas mágicas que les convierten en adultos paranoicos, enfadados y manipulables. Debemos acercarles al conocimiento científico y con él, o tras el, al pensamiento crítico. Podríamos decir que la educación es la herramienta para superar el pensamiento mágico e instalarnos en un pensamiento racional o científico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *